¡Una nueva colaboración con CHIP/TV al programa «Familias y escuela»!

http://www.xiptv.cat/families-i-escola/capitol/educar-tambe-amb-els-avis

¡Todos llevamos bastantes sombreros encima de la cabeza! Diferentes roles, diferentes papeles, generalmente fruto del ciclo vital de la familia y las diferntes generaciones.

El esquema más común podría ser:

Los padres hacen de padres de sus hijos,
los hijos son hijos y a la vez nietos y,
los abuelos que también fueron padres anteriormente, actualmente les toca el rol de abuelos de sus nietos.

A veces no todo el mundo «juega» el papel que le toca y esto puede comportar conflictos familiares. ¡En gran parte todo esto depende de los vínculos que hemos tenido o tenemos los padres y madres con nuestros propios padres o madres!

Cuando los padres pasan a ejercer de abuelos, y los hijos pasan a ejercer de padres se transforman las relaciones. Esto obliga a poner nuevas prácticas encima de la mesa.

Hay maneras y maneras de hacer de abuelos y abuelas:

  • Abuelos y abuelas a quienes los padres han delegado parte del trabajo por situaciones diversas. Hay acuerdo por ambas partes y un marco claro de pautas educativas compartidas y no compartidas (por un día a la semana que coman golosinas en casa de los abuelos … ¡No pasa nada!).
  • Abuelos y abuelas a quienes los padres han delegado parte del trabajo por situaciones diversas. A diferencia de los anteriores estos abuelos- abuelas «se sienten obligados».
  • Abuelos y abuelas invasores. Desautorizan los padres o compiten con ellos incluso a veces delante los nietos. Puede ser que, además, se añada el hecho que los abuelos son mucho más permisivos que los padres para ganar la batalla del afecto de los nietos.

Los motivos por los cuales a los hijos los cuesta poner límites a sus propios padres y madres pueden ser muy diversos:

bien porque les tienen demasiado respeto,

bien por la creencia familiar que lo que dice el abuelo «va a misa»,

bien porque algún miembro de la pareja todavía no se ha emancipado emocionalmente de sus propios padres y le hace falta su aprobación constante. Esto hace que haga con sus hijos aquello que los abuelos creen que es correcto hacer con sus nietos.

  • Padres y madres que favorecen que los abuelos y abuelas tengan el control de la educación y el cuidado de sus hijos e hijas por razones de comodidad y se les  delega la función de la crianza. Los abuelos pasan a ser los verdaderos padres y madres.

Vale la pena recordar que el sentido común nos dice que los responsables de la educación de los hijos son los padres y las madres, pero, que los niños tenga padres y madres, abuelos y abuelas … ¡Es una gran riqueza!